Website

PROMOVER LA VUELTA AL TRABAJO TRAS UN CÁNCER O UNA DISCAPACIDAD:

OTRO (GRAN) ESFUERZO

September 24, 2020

REINTEGRACIÓN LABORAL

Volver al trabajo después de recibir tratamiento por cáncer o después de una discapacidad causada por un accidente o enfermedad es, con demasiada frecuencia, una carrera de obstáculos. Ahora hay datos sólidos para medir la vuelta al trabajo después de un problema de salud. Cinco años después de la ocurrencia de tal evento, las dificultades encontradas son obvias y persistentes.


En esta población, de hecho, la proporción de personas excluidas del empleo un año después aumenta significativamente, en una de cada diez, como muestra nuestro trabajo. El fenómeno es aún más marcado entre las mujeres, los trabajadores mayores y los menos educados.


Los candidatos a las elecciones presidenciales deberían, lógicamente, preocuparse por dejar de lado a las personas que a menudo expresan el deseo de volver al trabajo. El análisis de sus programas muestra conciencia del fenómeno, pero las medidas propuestas parecen, por decir lo mínimo, modestas y aisladas.


Problemas de salud que afectan a las personas en edad laboral
Sin embargo, este no es un problema marginal. Según el Instituto Nacional del Cáncer, el cáncer afecta a 385.000 personas más cada año. Esta enfermedad afecta cada vez a más personas en edad laboral debido al diagnóstico precoz y al alargamiento de la vida laboral. Además, la tasa de desempleo de las personas con discapacidad alcanzó el 18% frente al 10% de la población total en 2013.
En general, las bajas por enfermedad eliminan permanentemente a demasiados empleados del mercado laboral, como se subraya en nuestro estudio publicado en 2015 en la revista Economics and Statistics.


Dos fuentes de datos para medir el alcance del fenómeno
Antes de examinar los remedios, es necesario medir con mayor precisión el grado de disminución del empleo entre las personas que han experimentado un deterioro de su salud. Para ello, utilizamos dos fuentes: la base de datos administrativa de la Caja Nacional de Seguro de Vejez y la Caja Nacional de Seguro de Salud para Trabajadores Asalariados, denominada Hygie, que proporciona información en particular sobre la frecuencia de las bajas por enfermedad; y la encuesta Health and Professional Journey (Sip), realizada entre una muestra representativa de la población de 20 a 74 años. Se interroga a los participantes sobre su estado de salud y las interrupciones en su carrera profesional.


A partir de estas fuentes, realizamos dos estudios. El primero, publicado en 2015 en la revista Annals of Economics and Statistics, se centra en el efecto de la discapacidad en la trayectoria profesional, y el segundo, publicado el mismo año en Economía y estadística, sobre el efecto de la aparición del cáncer. El método econométrico que utilizamos permite comparar la trayectoria de los empleados que sufren alguna discapacidad o cáncer con la de los empleados del mismo perfil pero que no han sufrido ningún daño en su salud.


Empleados del sector privado, más penalizados por la ocurrencia de una discapacidad
Primera observación, los efectos de la aparición de un problema de salud se manifiestan muy rápidamente. Así, al año siguiente al diagnóstico de cáncer, la proporción de personas que trabajan durante al menos una cuarta parte se reduce en 8 puntos porcentuales. Es decir, casi uno de cada diez se une a las filas de quienes hacen poco o ningún trabajo. La ocurrencia de una discapacidad penaliza a los empleados del sector privado en la misma medida. Su tasa de empleo, un año después, cayó 9 puntos porcentuales.


Este primer año generalmente corresponde al de tratamiento, lo que explica la importante exclusión del mercado laboral. Lo que es más preocupante, el fenómeno continúa cinco años después e incluso se intensifica. La pérdida de empleabilidad entre los supervivientes de cáncer alcanza los 13 puntos porcentuales en este período, y después de una discapacidad, los 11 puntos porcentuales.


Las mujeres son, en general, más penalizadas que los hombres. Cinco años después del inicio de una discapacidad, por ejemplo, su tasa de empleo cae en 13 puntos porcentuales, en comparación con solo 10 puntos porcentuales para los hombres. Estas disparidades se explican, en parte solo, por factores objetivos, como la naturaleza de las discapacidades. En los hombres, a menudo están relacionados con accidentes, como los de tráfico, que provocan una discapacidad transitoria. Las mujeres se ven más afectadas por enfermedades discapacitantes, que provocan discapacidades duraderas.


La exclusión del mercado laboral también afecta a los jóvenes
Nuestro trabajo también muestra que la exclusión, que es más fuerte después de 50 años, sin embargo, no perdona a los más jóvenes. Por ejemplo, los hombres que tienen una discapacidad antes de los 33 años ven caer su empleabilidad entre 6 y 8 puntos porcentuales.


Otra aclaración es que un alto nivel de formación inicial o un alto salario de entrada al mercado laboral protege frente a las interrupciones profesionales vinculadas a un problema de salud. Por ejemplo, cinco años después de haber sido diagnosticado con cáncer, dejar un trabajo es tres veces más frecuente para el 40% inferior, en comparación con el 20% superior. Después de una discapacidad, la disminución de la tasa de empleo varía mucho según el nivel de educación. La disminución es de 22 puntos porcentuales para una persona discapacitada con un nivel de educación primaria, en comparación con una disminución de solo 6 puntos porcentuales para una persona discapacitada con un nivel de bachillerato o superior.


Estos resultados no fomentan el optimismo, pero, no obstante, existen algunos motivos de satisfacción. La ley de 2005 sobre igualdad de derechos y oportunidades, participación y ciudadanía de las personas con discapacidad aumentó las penas para las empresas que no respeten la tasa legal del 6% de empleo con discapacidad de su plantilla asalariada. Además, un estudio en curso indica que entre las mujeres con cáncer de mama, el efecto negativo en su empleo es menor para las generaciones más recientes.


Propuestas tímidas de candidatos presidenciales
Ante esta situación, ¿qué recomiendan los candidatos presidenciales? Sus propuestas son tímidas… incluso inexistentes.


Emmanuel Macron, al frente del movimiento En Marche (página 23 de su programa), y Marine Le Pen, por el Frente Nacional (medida 89), planean reducir la duración del derecho al olvido a 5 años, frente a 10 años. hoy en la mayoría de los casos. El primero cita a los sobrevivientes de cáncer o hepatitis C, el segundo a los que padecen una enfermedad prolongada. Esta "supervisión" legal permite a las personas obtener un préstamo o un contrato de seguro sin revelar su enfermedad pasada.
François Fillon, el candidato republicano, defiende las ayudas para la formación de cuidadores y padres y promueve la formación en el trabajo para personas con discapacidad (capítulo Handicap de su programa).


Varios candidatos subrayan cuánto debe reafirmarse el papel de la medicina del trabajo. Es el caso de Jean-Luc Mélenchon, para la Francia rebelde, que propone reintroducir el reconocimiento médico obligatorio en la contratación y luego periódicamente. Benoît Hamon, del Partido Socialista, también anuncia querer fortalecer la medicina del trabajo.


La revalorización de la asignación para adultos con discapacidad
Otras propuestas se refieren a personas con discapacidad de escasos recursos (menos de 10.000 euros anuales para una persona que vive sola). Así, el objetivo de revalorizar la Asignación de Adulto Discapacitado (AAH), la renta mínima de las personas con discapacidad (810 euros a tarifa completa) es explícito en los programas de Emmanuel Macron (aumento de más de 100 euros mensuales), por Jean-Luc Mélenchon (reevaluación hasta el salario mínimo) y Marine Le Pen.


A la vista de nuestros resultados y los de la literatura económica, ahora parece imperativo intervenir, de manera significativa, para afianzar la carrera profesional ante estos "choques de salud". Entre las vías a explorar se encuentran la mejora de las condiciones laborales, el acceso a la formación continua y los esfuerzos de apoyo focalizados a las poblaciones con mayor riesgo de exclusión o patologías más penalizantes.

Volver al trabajo después de recibir tratamiento por cáncer o después de una discapacidad causada por un accidente o enfermedad es, con demasiada frecuencia, una carrera de obstáculos. 

Las mujeres son, en general, más penalizadas que los hombres. Cinco años después del inicio de una discapacidad, por ejemplo, su tasa de empleo cae en 13 puntos porcentuales, en comparación con solo 10 puntos porcentuales para los hombres.

La exclusión del mercado laboral también afecta a los jóvenes.
Nuestro trabajo también muestra que la exclusión, que es más fuerte después de 50 años, sin embargo, no perdona a los más jóvenes. Por ejemplo, los hombres que tienen una discapacidad antes de los 33 años ven caer su empleabilidad entre 6 y 8 puntos porcentuales.

Autor:

Thomas Barnay
Catedrático de Economía, Director del Máster 2 Economía de la Salud, Universidad Paris-Est Créteil Val de Marne (UPEC)


Thomas Barnay es profesor de economía en la Universidad de Paris-Est Créteil y director de ERUDITE (Equipo de investigación sobre el uso de datos individuales en relación con la teoría económica). También es investigador asociado en el Institut Santé-Travail de Paris Est.
Especializado en economía de la salud y del trabajo, su investigación se centra en los vínculos entre el estado de salud (discapacidad, salud mental, cáncer), la situación laboral (empleo, desempleo, jubilación) y las condiciones laborales (limitaciones físicas y riesgos psicosociales). ), sobre el acceso a la asistencia sanitaria y el gasto, sobre la economía de las pensiones, la dependencia y el envejecimiento.
Dentro de la Facultad de Economía y Gestión de la UPEC, es miembro del Comité de Dirección y miembro electo del Consejo de Administración.
También es miembro electo del Comité Directivo de la Association Française de Sciences Economiques y miembro electo del Consejo de Administración del CES (Colegio de Economistas de la Salud).


Declaración de intereses
Para los dos estudios citados en el artículo, Thomas Barnay y sus coautores recibieron financiación de Arc-Inca y Drees.

Universidad Paris-Est Créteil Val de Marne (UPEC)
Con 7 facultades, 4 institutos, 3 escuelas y 1 observatorio, la Universidad de Paris-Est Créteil Val de Marne está presente en todas las áreas del conocimiento desde 1971. Docentes-investigadores, profesores y más de 3000 contratistas temporales de socios Empresas públicas y privadas forman cada año a más de 30.000 estudiantes y trabajadores de todas las edades.
Un actor importante en la difusión de la cultura académica, científica y tecnológica, la universidad ofrece una amplia gama de cursos de formación en más de 300 disciplinas, desde la licenciatura hasta el doctorado. Ofrece así un soporte personalizado para todos los éxitos, a través de cursos de formación inicial, validación de aprendizajes previos y formación continua, o incluso a través del aprendizaje. La diversificación de sus asociaciones económicas aumenta sus raíces regionales al tiempo que promueve la integración profesional de sus estudiantes.
Basándose en su espíritu pionero, la UPEC también se compromete a impulsar los intercambios internacionales y aumentar la movilidad de estudiantes y profesores. Las áreas de excelencia científica refuerzan su atractivo y la posicionan como una comunidad solicitada dentro de la Comunidad de Universidades y Establecimientos Université Paris-Est. En contacto directo con su entorno socioeconómico y su región oriental en la región de Ile-de-France, la UPEC combina con éxito los estándares académicos y científicos y la apertura a todos los públicos.


Copyright © 2006 - 2020 All Rights Reserved Discapacidad Televisión - España

Para mas info visita nuestra web: www.discapacidad.tv #DiscapacidadTV #DiscapacidadTelevision #DiscapacidadTvNoticias #HolaMundo #Precursores #Referentes #Discapacidad #ComunicamosEnPrimeraPersona #HablemosDeDiscapacidad
Descargo de responsabilidad:
Discapacidad Televisión es estrictamente un Canal de Televisión, Sitio web de noticias e Información Gral. sobre la discapacidad.
Los comentarios, opiniones, forma de escritura, expresiones y otros en las publicaciones reproducidas por nosotros, son de entera responsabilidad de sus creadores.
Discapacidad Televisión No proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto del consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una afección médica. Nunca ignore el consejo médico profesional ni se demore en buscarlo por algo que haya leído en este sitio web.
Copyright © 2006 - 2020 All Rights Reserved Discapacidad Televisión - España